list En: Productos

≫ Todo lo que deber saber sobre el mantenimiento del calzado de equitación

Hoy en nuestro blog os vamos a hablar de una tarea importante para nuestros complementos de montar a caballo: la limpieza de las botas. Las botas de montar son algo fundamental para la equitación y son las que más sufren al estar en contacto con el caballo, el suelo, el barro y el agua, por eso siempre es importante cuidarlas y mantenerlas bien limpias para darlas una mayor durabilidad y que puedan aguantar todo tipo de condiciones.

Dependiendo del tipo de bota y del material con el que estén fabricadas necesitarán más o menos cuidados. Por eso os vamos ayudar y a aconsejar para que siempre tengáis las botas de montar a caballo en perfectas condiciones.

Cómo cuidar los diferentes tipos de botas

En el mercado existen muchos tipos de botas y botines para montar a caballo, pero los materiales de los cuales están fabricados suelen ser tres tipos: botas de goma o caucho, botas de cuero sintético y botas de cuero natural.

Las botas de caucho o goma no tienen ningún tipo de mantenimiento y se pueden limpiar fácilmente con un paño húmedo. Las botas de cuero sintético tampoco necesitan mantenimiento, se pueden limpiar fácilmente utilizando agua y jabón. 

Ahora bien, las botas de cuero o piel ya necesitan un cuidado más específico para mantenerlas en buenas condiciones. La piel, al ser un material vivo, necesita estar limpia y nutrida para tenerla en el mejor estado y, además, impermeabilizarla para evitar la entrada de agua. Las botas de cuero se limpian con jaboncillos especiales de glicerina que pueden ser en barra o en espray, nosotros recomendamos el espray ya que el producto penetra mejor en la piel y limpia el cuero desde dentro, el jaboncillo en barra tiene una limpieza más superficial y limpia la suciedad del exterior pero no la del interior del cuero.

Una vez que ya las hemos limpiado, pasamos a nutrirlas, y para eso disponemos de grasas de cera de abeja y aceite de pata de buey. Dependiendo del tipo de piel de las botas recomendamos uno u otro, ya que la grasa es más densa y la bota lo absorbe menos lo cual hace que se nutra la parte exterior del cuero pero no la interior. El aceite en cambio es absorbido por la piel tanto en la capa externa como en la parte interna del cuero. La advertencia que hacemos es que debemos tener cuidado porque usar demasiado aceite puede hacer que traspase a la parte interior de la bota y nos manchemos.

Cuidados de botas vaqueras

Las botas vaqueras o estilo campero suelen estar realizadas en piel de serraje o en piel flor. El serraje es un tipo de piel muy resistente y muy duradero si le damos un buen cuidado, ya que al ser una piel más dura podemos alargar su uso siempre y cuando las cuidemos como se merecen. Limpiándola primero con un jaboncillo para el cuero, dejándolo actuar y retirando con un paño toda la suciedad hasta que quede totalmente limpia, y luego nutriéndola bien con una fina capita de grasa para que la bota se impermeabilice y se nutra para seguir dándola elasticidad y durabilidad.

La piel flor es una piel más fina, pero sus cuidados son iguales al serraje, se tiene que limpiar bien con jaboncillo y luego nutrirla adecuadamente. Al ser una piel más fina siempre necesita que este proceso se repita más a menudo, así daremos una vida más larga a nuestra bota, de no cuidarlas bien se agrietaría toda la piel y se nos rompería. 

Cuidado de botas inglesas

Las botas inglesas realizadas en cuero tienen el mismo cuidado que cualquier tipo de piel, siempre manteniéndola limpia y bien nutrida. Como en otro estilo de botas para fabricarlas se utilizan una gran variedad de pieles desde pieles más gruesas para las botas de doma, ya que otorgan mayor rigidez, a pieles finas y muy finas para las botas de salto para ofrecer la máxima flexibilidad y comodidad al jinete y que tenga la sensación de que no lleva nada.

El tipo de piel no varía en su cuidado, tenemos que lavarlas con jaboncillo de glicerina y nutrirlas con una capa fina de grasa para darle la mayor flexibilidad a la piel y evitar que pueda secarse y romperse. Al ser pieles muy delicadas es muy importante que se las cuide y mantenerlas siempre nutridas, ya que así conseguiremos disfrutarlas por más tiempo.  

En el caso de las botas inglesas de cuero negro es importante señalar que el uso de las mismas hace que los tintes de la piel se vayan perdiendo, por eso recomendamos aplicarlas grasa negra para que no se noten esas pérdidas y darlas también un brillo que parecerán de estreno. Siguiendo estas recomendaciones mantendremos las botas como el primer día. 

Productos que encuentras en De Raza para limpiar tus botas

En nuestra tienda online contamos con un gran abanico de productos para la limpieza de tus botas y todo tipo de cueros. Disponemos de jaboncillo en pastilla muy fácil de usar sobre la bota húmeda; jaboncillo en espray también muy sencillo porque simplemente tenemos que pulverizar toda la bota y dejarlo actuar unos minutos y después pasamos un trapo para quitar toda la suciedad. También puedes encontrar el jaboncillo en formato gel, que se reparte por toda la bota y se frota para limpiar todo el cuero.

Para nutrirlas tenemos botes de grasa de cera de abeja en distintos tamaños para untar con una trapo o esponja a toda la bota, disponemos de aceite de pata de buey, muy nutritivo en una fina capa. Tenemos también acondicionadores y grasas en espray, muy cómodos para el día a día y mantener la bota nutrida, puedes encontrar tientes y grasas oscuras para las botas negras y cremas para el cuero que nutren y absorben de maravilla, y al ser incoloras no modifican los tonos de nuestras botas .

Con De Raza, deja tus botas impolutas.

¡De Raza galopa contigo!
domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre

Consigue un 5% de descuento en tu próxima compra

¿A qué esperas? Suscríbete a nuestra Newsletter y disfruta de grandes descuentos. 

No mostrar de nuevo